Al fin, los tambores de la comunidad académica

Viborianus | Victoriano Robles Cruz

En la comunidad académica de la UQROO, parece, ya se dieron cuenta de que han sido utilities del gobierno de estado, mejor dicho, de sus gobernantes. Sin que la expresión de profesores y alumnos, acontecida el miércoles en esa institución, sea el nacimiento de una mejor vida reflexiva para esa comunidad, ni tampoco pensemos, como ciudadanos, que la apatía de jóvenes y académicos ha desaparecido, ¡desde luego que no!; pero sí es loable, ver por primera vez una participación muy autóctona y honesta en defensa de su propia institución educativa merece nuestra atención. Aunque la línea gubernamental fue callar, en los medios, esa claridad para el rechazo a la imposición.

Esa reacción al interior de la UQROO, es histórica y trascendente para la vida de la comunidad universitaria, porque representantes de los sectores académico, estudiantil y administrativo han manifestado muy clarito su rechazo ante una inminente imposición gubernamental del próximo rector, y que, según fuentes cercanas al proceso ya tiene nombre: el inútil Francisco López Mena.

Innegable, puede darse este golpe a la máxima casa de estudios por parte de la Junta Directiva, compuesta en su mayoría de individuos no universitarios, inclusive, algunos sin un aval de estudios de licenciatura, obvio, nunca han impartido alguna cátedra y además desconocen los procedimientos operativos, financieros, académicos y estudiantiles, implícitos en la vida cotidiana de una universidad de la envergadura de la UQROO.

Si esto sucede, una vez más se estará violentado las funciones primordiales y responsabilidad social de dicha institución, tal como ha sucedido al menos en las últimas dos deplorables administraciones. ¡Al tiempo!

El lema que reza “No más políticos en la Rectoría”, es viral en las redes sociales, es una exigencia legitima y apunta hacia el necesario legítimo y legal reconocimiento de la autonomía de la UQROO, ya que un tribunal federal decretó el “reconocimiento de la Universidad de Quintana Roo como institución de educación superior dotada de Autonomía”, entidad que el gobierno del estado no quiere entender. ¿Por qué esa terquedad contra lo propio, contra lo quintanarroense?

Esto significa, en lo inmediato, que la UQROO debe dejar de ser un refugio de políticos mediocres y de poca monta, que se han encargado de convertirla en una agencia de colocación de parientes inútiles, amigos y recomendados, como pago de favores y componendas que alimentan estos tiempos aciagos de corrupción política en el estado. ¿Seguirán los obedientes corruptos descomponiendo la UQROO?

La comunidad universitaria ha combatido y lucha para ejercer libremente el derecho a alzar la voz ante el autoritarismo gubernamental, que por cierto ha llegado a su fin, porque la comunidad universitaria se ha unido y no está dispuesta a una jugarreta más de la clase política en turno, por eso se han unido el Colegio de Académicos el Colegio de Estudiantes, el Sindicato de Académico y Administrativos de la UQROO y otras asociaciones de activistas.

En esta coyuntura, del cambio social y político nacional y estatal, debemos esperar que los universitarios realicen todo lo posible para combatir las injerencias gubernamentales -léase “gobierno del cambio”-, personales y de partidos políticos, con la fuerza de la razón, la justicia y la libertad, no expresado anteriormente. ¡Así lo deseamos y nos sumamos con nuestro tamborcito!  

Para evitar un nuevo porrazo injerencista en la UQROO, la Junta Directiva debe reorientar su trabajo, para garantizar la transparencia del proceso de manera pública, a través de los diferentes medios de comunicación, incluyendo las redes sociales; permitir que la sociedad quintanarroense conozca los planes de trabajo de los aspirantes; que, el nuevo rector cuente con una amplia experiencia en la administración y conocimiento profundo de la vida universitaria y sea un académico reconocido, que haya obtenido sus títulos en universidades prestigiadas y no en escuelas patito como suelen abundar por ahí y por aquí.

Invitación:

Este día viernes (12/07/2019), a las 11 horas, en el edificio de la rectoría, en un suceso que podemos denominar de dignidad universitaria, cuatro representantes del Colegio de Académicos y de los trabajadores administrativos de la UQROO, así como dos estudiantes de diferentes carreras firmarán y entregarán, personalmente, una carta a la Junta Directiva o a su representación, para apoyar de manera razonada, consensuada y específica a un solo candidato para ser designado como nuevo rector de la primera universidad pública del Estado, de 2019 a 2023.

PD.- “Para el que puede entender, un mosquito suena como una trompeta, mientras que para el que no puede entender, en vano son los tambores y los clarines; de todas maneras, la luz se enciende para los videntes, no para los ciegos”. Mihai Eminescu (1850-1889) poeta rumano del romántico tardío.

www.viborianus.com