Detecta Ecosur islas de sargazo en la Bahía de Chetumal

Chetumal.- Investigadores en Ecosur Chetumal detectaron las primeras islas de sargazo dentro de la Bahía de Chetumal, que ingresan a través del canal de Zaragoza y que se acumula en cayos inmediatos a la boca interna de esa vía.

El doctor Juan Jacobo Schmitter Soto, investigador en El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Chetumal, informó que en un recorrido efectuado la semana pasada visualizaron las islas de la macroalga en varios puntos.

Algunos se encuentran en Cayo Chelem, Cayo Judío, además de otros cayos y pequeñas ensenadas internas de la Bahía de Chetumal, cerca de Bacalar Chico, zonas fronterizas con Belice y áreas protegidas de ambos países.

Señaló que el canal de Zaragoza es de por sí una vía amplia para el ingreso del sargazo a la bahía, y con la ampliación que se realizará en la zona, sin duda alguna la entrada será en mayores cantidades.

“Este fenómeno aumenta mucho más rápido de lo que se pensaba, no es una cuestión lineal, de repente se vuelve explosiva y es difícil de predecir el tiempo en el que pueda llegar el sargazo frente a Chetumal, pero si aumenta lo más probable es que primero se quejen en Sarteneja, Belice y eventualmente llegar a Chetumal en uno o dos años, o tal vez nunca ocurra”, dijo. 

Inevitable, llegada de sargazo a Chetumal

Schmitter Soto, expresó que sin ser alarmista, el arribazón del sargazo es un fenómeno que al parecer es inevitable que suceda en la bahía de Chetumal.

“Para empezar no es buena idea ampliar el canal de Zaragoza, no entiendo el objetivo, si se quisiera el acceso de barcos de gran calado tienen que dragar todo el centro de la bahía para llegar a Chetumal, de otra manera no le veo el sentido económico o de desarrollo”, dijo el investigador. 

Precisó que en percepción, con el dragado del canal de Zaragoza será mayor el daño ambiental que ocasionará que los beneficios que pueda traer, y que en el análisis de costo-beneficio las autoridades minimizan el daño ambiental, que no siempre es de corto plazo, pero que se deben de poner en la balanza.

Fuente: Sipse