Lo inimaginable, Warriors vence a los Raptors por la mínima. ¿Cómo fue la remontada?.

En un partido de infarto, los Warriors vencieron a los Raptors por la mínima y aún siguen con vida para intentar seguir con la dinastía que los ha caracterizado en los últimos años.

Golden State se encontraba entre la espada y la pared, ya no existía el margen de error para ellos y necesitaban una victoria para continuar en la pelea por el tricampeonato. El problema es que enfrente tenían a unos Raptors con unas ganas enormes de conseguir el primer título de su historia.

Para los Warriors había una esperanza, Kevin Durant había regresado a la duela. 

En el primer tiempo, el nuevo refuerzo de los californianos logró unos importantes 11 puntos, pero el gusto les duró muy poco. Al empezar el segundo cuarto se resintió de la lesión que lo había dejado fuera por 9 partidos.

Durant se tiró al suelo de dolor y pidió el cambio de manera inmediata, tuvo que salir con ayuda de sus compañeros para llegar al vestidor, con ello se perdió todo lo que restaba del partido. 

Los Warriors necesitaban un verdadero milagro para seguir con vida. 

Para su suerte, ese milagro se hizo presente con su ya conocido juego de tiros de tres. Golden State es conocido por ser uno de los mejores, sino es que el mejor, en los tiros de larga distancia.

A pesar de no contar con Kevin Durant en la mayor parte del partido,pudieron conseguir una ventaja considerable de 12 puntos. 

Los nervios se los empezaron a comer y los Raptors aprovecharon, fue hasta el último cuarto cuando lograron su primer ventaja en el marcador. Fueron 2 tiros de tres de parte de Kawhi Leonard los que los pusieron arriba por 2 posesiones 103-97. 

Con solo minuto y medio en el reloj, parecía que los Raptors tendrían su primer campeonato, aunque sus rivales pensaban de manera diferente.

Los ‘Splash Brothers’ consiguieron lo impensable, remontaron con 2 tiros en los cuales son genios, desde el perímetro. 

Los Warriors lograron 12 triples más que los Raptors en el Juego 5, el segundo mayor diferencial de 3 puntos en la historia de las finales de la NBA.

Los visitantes se fueron arriba 106-105. Aún había algo de esperanza para los Raptors en la última posesión, pero Kyle Lowry falló en el peor momento.

En un partido de infarto, los Warriors se mantuvieron vivos por la mínima y buscarán otra victoria en casa para empatar la serie. ¿Se viene la remontada histórica? 

Fuente : Nación deportes